Concepto de reminiscencia

La palabra reminiscencia es de origen griego, de donde pasó al latín como “reminiscentĭa” con el significado de recuerdo, o sea de que vuelva a surgir en la memoria algo que estaba en el pasado.

La reminiscencia o anámensis es una teoría del conocimiento desarrollada por el filósofo griego Platón (427-347 a. C) que aseguraba que existían dos mundos: uno perfecto al que pertenecimos antes de ser encerrados en un cuerpo, y donde nuestra alma conoció la verdad; y otro sensible, al que accedemos por medio de nuestros sentidos, pero que es imperfecto pues copia ese mundo ideal pero de modo distorsionado. Si queremos saber cómo son las cosas realmente solo podemos logramos a través de la reminiscencia, que es el recuerdo de aquel período donde no estábamos en este mundo imperfecto; y del que quedó un sello grabado en nuestra alma (como recuerdo) y que podremos traer a nuestra mente por vía de la razón. Platón explica esto a través de un mito: el hombre como ser caído ha debido atravesar el río del olvido (río Leteo) cuando abandonó el mundo perfecto de las ideas y llegó al mundo sensible, donde, cuando ve una cosa la reconoce y tiene de ella una reminiscencia traumática que le produce dolor en sus muñones. Por lo tanto hay que buscar el conocimiento en nuestros propios recuerdos.

Concepto de reminiscencia

Actualmente llamamos reminiscencia aquello que nos llega desde el pasado de nuestras vidas, a veces de modo confuso o incompleto: “tengo reminiscencias de mi infancia, cuando veo jugar a mis propios nietos”. En Psicología se dice que la reminiscencia es la facultad de la memoria de traer al presente hechos pasados a través de un proceso sistemático de relatos e imágenes que se van encadenando y relacionando para darles significación tanto en ese pasado como en las experiencias actuales.