Concepto de retención

La palabra retención procede en su etimología del latín “retentio” integrada por el prefijo de repetición “re” y por “tenere” = “tener”. Puede definirse como la acción y también el efecto de retener, de impedir que algo se escape, deje de pertenecernos o cambie su estado.

Entre los antiguos romanos la “soluti retentio” era el derecho de que el acreedor conserve como propio lo que recibió como pago de una deuda, aunque ésta no fuera exigible, lo que era uno de los efectos de las obligaciones naturales. En la actualidad las retenciones en materia de deudas también son posibles, por ejemplo, en el caso de las obligaciones tributarias: hay ciertos organismos que actúan como agentes de retención, descontando de lo que deban abonar a sus clientes o empleados, los impuestos correspondientes, para luego entregarlos al fisco. En el caso de las garantías reales, tales como una prenda o hipoteca estas medidas se retienen hasta que la deuda sea cancelada o se ejecute el bien que se puso como garantía.

Concepto de retención

También se dice que alguien ha sido retenido cuando se le impide su desplazamiento físico o salir de un lugar, lo que puede ser legal, si se lo está reteniendo para averiguar su vinculación con un hecho delictivo; o ilegal, si la retención se debe a un secuestro.

En Biología, ocurre la retención, por ejemplo, en el caso de los líquidos en los tejidos, cuando el organismo no consigue eliminarlos, por problemas renales, digestivos, circulatorios o cardiacos, presentando como síntomas el edema de tobillos o vientre, entre otros. Científicamente se denomina hidropesía. Durante el embarazo es un trastorno frecuente. Se aconseja beber líquido abundante, realizar ejercicios de modo regular, reducir la ingesta de sodio y aumentar la de potasio.

En el caso de la memoria, la retención consiste en poder almacenar y recuperar la información, la que tendrá una capacidad variable, dependiendo de las condiciones personales y de la forma en que se hayan guardado los datos. Si lo han sido de modo significativo, la memoria a largo plazo tendrá una aptitud de retención que perdurará en el tiempo mucho más que si han quedado en la memoria de corto plazo.