Concepto de risa

La risa, del latín “risus” es la consecuencia de la acción de reír, que procede del vocablo latino “ridere”, siendo una expresión de alegría, ante un estímulo que genera simpatía, gracia, diversión o felicidad.

Muchos animales ríen, como el chimpancé que lo hace a modo de jadeo. En los humanos, la risa comienza a manifestarse alrededor de los tres o cuatro meses como conducta innata heredada de los primates, siendo un vehículo de comunicación, que le sucede al llanto, que aparece en primer lugar, ni bien nacemos, como expresión de pedido o disgusto, contrario a la risa.

Concepto de risa

La risa es audible mientras que la sonrisa es una forma más suave que se manifiesta con el arqueo de la comisura de los labios hacia arriba sin que se escuche sonido alguno. Si la risa es muy fuerte y duradera la llamamos risotada o carcajada.

Con la risa liberamos endorfinas, con lo cual reír es beneficioso para el estado general del organismo, ya que favorece la digestión, contribuye a reducir el azúcar y el colesterol en la sangre, libera la angustia y protege el corazón. La ténica que usa la risa como método de sanación se denomina risoterapia.

Para Freud, padre del Psicoanálisis, la risa es un mecanismo defensivo que el Yo usa para su protección, y al reír logramos escapar de la realidad y sus formas lógicas.

Un modo muy antiguo que se conoce para provocar la risa son las cosquillas, siendo los lugares de mayor estimulación las palmas de las manos, las plantas de los pies y las axilas.

Provocan también risa, los chistes, las películas, las obras teatrales, las historias y poemas humorísticos, las caídas y tropezones sin mayores consecuencias, las situaciones disparatadas y absurdas, etcétera: “Me agradó mucho esta película, hasta lloré de tanto reír” o “Me causó mucha gracia cuando el hombre vestido de gala, perdió sus pantalones al romperse su cinturón, y estallé en una risa alocada, y luego todos se rieron de mi reacción desmedida”.

La risa es síntoma de salud, y es contagiosa, aunque puede en ocasiones representar lo contrario, como en los casos de quienes presentan alguna afección en el sistema nervioso central.

“Tomarse las cosas a risa” implica ser poco serio, y en diversos contextos, donde se exige responsabilidad no es un hecho positivo: “Te estás tomando a risa tu trabajo, y lo estás haciendo mal, trata de concentrarte y efectuar las tareas con mayor seriedad” o “Es muy simpático que te rías, pero ahora estamos en clase y tienes que guardar silencio”.