Concepto de ruin

La palabra ruin se derivó de ruina, procedente del verbo latino “ruere” con el significado de derrumbar.

Como calificativo personal es usado en forma peyorativa para indicar maldad, bajeza moral, mezquindad, avaricia, y malas costumbres. En los animales indica que tienen malos instintos o hábitos. En las cosas, se aplica a las que son demasiado pequeñas o de humildad extrema: “Habita en una vivienda ruin, sucia, rajada y húmeda”.

Otros ejemplos: “Mi patrón es muy ruin, me hace trabajar 10 horas diarias de modo informal, me paga muy poco y ni siquiera me da vacaciones”, “Mi suegra es muy ruin, le habla mal de mí a mi esposa, para generar peleas conyugales”, “Los delincuentes tienen ruines sentimientos, que la cárcel no ayuda a cambiar”, “Mis compañeros de trabajo me demostraron que son ruines, no me regalaron nada con motivo de mi casamiento” o “El ruin de mi gato me arañó los sillones y los dejó inutilizables.

Concepto de ruin

Muchos personajes de cuentos, historietas, novelas, video juegos y películas son ruines y se presentan como antihéroes, provocando situaciones donde abundan la avaricia, la codicia, y muchas otras formas de maldad. Por ejemplo, en la novela española de autor anónimo del siglo XVI “El Lazarillo de Tormes” podemos calificar como vil la conducta de muchos de sus personajes que se aprovechan del joven protagonista y lo tratan con crueldad.

El adjetivo vil aparecía en la letra originaria del Himno Nacional Argentino, refiriéndose a España, como “el vil invasor” escrito en momentos donde aún el odio de la guerra estaba latente. Luego, al ser ofensivo, y mejoradas las relaciones entre los dos países ahora independientes, se suprimieron varias de sus partes.