Concepto de sabana

La sabana es una especie de bioma, intermedio entre el matorral y la estepa, de suelo no muy fértil, impermeable, laterítico o endurecido (lo que impide con frecuencia la penetración de las raíces de los árboles), ácido, rojizo y arcilloso, que presenta como característica tener árboles separados, entre los cuales solo se desarrolla vegetación herbácea.

La vegetación se hace cada vez más pobre, a medida que las sabanas se ubican lejos del Ecuador, ya que es un bioma propio de zonas cálidas (entre 20º y 25º) poseyendo bien delimitadas una estación seca, propicia a los incendios, y otra lluviosa, alcanzando las precipitaciones anuales no más de 1.000 mm. Las sabanas ubicadas en climas templados se conocen con la denominación de praderas. En las cosas pedregosas de ciertos ríos se extienden las sabanas de galería.

Su vegetación está compuesta por encinas, pastizales, yerba mate, acacias, baobabs, yucas y cactus. Entre su fauna podemos mencionar a pumas, pájaros, insectos, iguanas, lagartijas, pirañas y reptiles. Se las usa muchas veces para el pastoreo de ganado.

Hallamos sabanas en el norte australiano, en Brasil, Sur de Venezuela (llamada Gran Sabana), Guayana, sur de Honduras, al norte y sur de la selva ecuatorial africana y en África nororiental. En este continente se destaca en Tanzania la sabana de Serengueti, una de las más húmedas, con precipitaciones de 600 mm. anuales y una temperatura media de 23 º C. La sabana africana pudo haber sido el origen de los primeros hombres.

Con acentuación esdrújula, sábana significa el lienzo que cubre el colchón de la cama, sobre la cual se coloca otro, que sirve para cubrirse.