Concepto de sanitario

La palabra sanitario se integra con los siguientes términos de origen latino: “sanare” = “sanar”, el sufijo de cualidad “tat” y el sufijo de pertenencia “ario”. Sanitario es lo referido a la sanidad o a la salud.

El Estado en su carácter de garante de la salud pública, a través de sus organismos específicos, se encarga de abastecer de servicios básicos, por medio de entes propios o privatizando los mismos, como son las redes de agua potable y cloacal. Además toma medidas sanitarias preventivas como pueden ser establecer un plan de vacunación o un chequeo médico a ciertos sectores poblacionales en riesgo, y ante enfermedades y accidentes, cuenta con hospitales y otros centros de salud, los que son gratuitos para aquellos sectores que no cuentan con recursos económicos.

Ejemplos: “Ante la epidemia se tomaron medidas sanitarias a efectos de controlar su expansión” o “Se deben establecer servicios sanitarios de agua para evitar que la población se enferme”.

La legislación sanitaria es el conjunto de leyes que enmarcan la actividad estatal y privada respecto a todos los servicios de salud.

Las políticas sanitarias públicas, a cargo en general de un ministerio específico, deberían ocupar un lugar prioritario en la agenda de los gobernantes, aunque esto no siempre sucede, especialmente en países que afrontan graves crisis financieras, como acontece por ejemplo en los países africanos, lo que da como resultado una esperanza de vida mucho menor.

Se denomina resultado sanitario a los efectos de cualquier intervención que se realice sobre la salud de un individuo o grupo de personas, que puede ser positivo si la salud mejoró o negativo, si empeoró.

Los artefactos de aseo que se colocan en los baños, también se conocen como sanitarios (pileta, bañadera, inodoro, bidet): “Cambié los sanitarios del baño pues ya estaban muy manchados” o “Son muy bonitos los sanitarios que colocó mi prima en su baño”.