Concepto de selección natural

La selección natural como causa de la evolución de las distintas especies que conforman la vida de nuestro planeta es una noción que puede adjudicarse a Charles Darwin. Modernamente, si bien se le reconoce un papel preponderante a la selección natural en cuanto a la evolución, se sostiene que es un fenómeno más complejo, en donde intervienen otros fenómenos evolutivos, tales como las migraciones, el flujo genético o la deriva genética.

La selección natural lo que sostiene es que dentro de una especie los que sobreviven son los más aptos, los mejores dotados para enfrentar las dificultades de su medio, y por ello son los que pueden adaptarse a él, adaptación que se realiza de modo continuo, y esto se debe a que han acumulado dentro de los caracteres heredables, los fenotipos más favorables.

Concepto de selección natural

Los caracteres sobre los que actúa la evolución están determinados por el ADN de los genes, que varían a causa de mutaciones, por cambios aleatorios en su estructura. La selección natural tiene su accionar sobre esa variabilidad genética.

Decimos que la adaptación es un fenómeno que no se realiza una única vez, sino siempre que haya cambios en el ambiente. Los más fuertes podrán adaptarse de nuevo, y originar nuevos descendientes, los más débiles aunque alguna vez se hayan adaptado a anteriores cambios, si no pueden ya reproducirse, desaparecerán.

Puede suceder que las características novedosas se produzcan por introducirse en ciertas poblaciones, individuos de otras, con aporte de genes nuevos, dando lugar a inéditos genotipos, que conformen una nueva raza.

Una vez que se ha operado el cambio por mutación genética, ya es irreversible.