Concepto de sensación

El origen etimológico de la palabra sensación nos remite al latín “sensatio” y lo podemos definir como aquellas impresiones o estímulos que capturan los sentidos. El proceso se completa cuando las sensaciones (experiencias básicas e inmediatas) se trasladan hacia el sistema nervioso central o el cerebro, a través de las interneuronas, y el cerebro las capta, las organiza y les otorga significado, permitiéndonos percibir colores, música, tersura, sabores, etcétera. O sea que podemos diferenciar la sensación que es la primera respuesta al estímulo no organizada; de la percepción, que es lo que resulta de la elaboración del cerebro.

Concepto de sensación

La sensación de dolor es desencadenada por tres tipos de de receptores: cutáneos (están en la piel), somáticos (se hallan en las articulaciones y los huesos) y viscerales (en los órganos del cuerpo). Luego también son procesados esos estímulos por el sistema nervioso central, los que pueden ser localizados (dolor en un pie, en la espalda, en la rodilla, en la cabeza, etcétera) o generalizados. Las causas del dolor físico pueden también deberse a problemas psicológicos.

La sensación térmica es cómo nuestro cuerpo percibe el frío o el calor asociando diferentes factores climáticos, y no tomando en cuenta solo la temperatura, ya que influyen en nuestra sensación, la humedad y el viento: “Por más que haga frío en Bariloche, lo sentirás menos pues es un clima seco” o “Siento menos calor hoy, ya que a pesar de que la temperatura es igual a la de ayer, el viento brinda un alivio”.

La sensación de miedo responde a un estímulo real o creado por nuestra mente de que hay un peligro que nos acecha.

Existen también las sensaciones internas, por el cual percibimos nuestro estado de ánimo, que puede ser bueno, alegre, optimista, neutro, o malo y pesimista.

Cuando presentimos que algo ocurrirá es también una sensación que aparece a modo de intuición y sin causa aparente: “Tengo la sensación que algo grave ocurrirá”.

Puede además, usarse como sinónimo de asombro: “El pianista causó sensación con su espectáculo” o “El nuevo integrante del equipo de fútbol ha causado sensación”.