Concepto de simio

La palabra simio, procede en su etimología del griego “simos”, que pasó al latín como “simus” con el significado de chato, se aplica a los monos por la forma achatada de su nariz.

En la era terciaria, hace unos catorce millones de años, más precisamente en el Micenio Medio, los primates o simios evolucionaron en dos direcciones. De una de ellas surgieron los monos antropoides, los simios, parecidos a los humanos; y de la otra los homínidos, ancestros de la actual humanidad.

Concepto de simio

Son simios muchos primates, parientes de los seres humanos, todos con dedos oponibles. El dedo pulgar se doble sobre la palma de la mano, pudiendo asir los objetos. Entre los simios podemos citar a:

Los chimpancés, astutos, traviesos, se saludan con la mano, y hacen gestos faciales demostrando sentimientos; aunque son peligrosos y cazadores, lo que hacen en grupos solidarios, estratégicos y cooperativos. Son capaces de fabricar herramientas y armas rudimentarias. Genéticamente chimpancé y ser humano son genéticamente iguales en un 96%

Los gibones, son de contextura pequeña, aproximadamente un metro de alto, largos brazos y están provistos de mucho pelo. Son muy ágiles y arborícoras.

Los orangutanes o pongos, duermen en nidos que cada noche construyen en los árboles, pues son arborícoras; son grandes y de pelo rojizo. La base de su alimentación son as frutas.

Los gorilas, son los más voluminosos y fuertes, aunque mansos y herbívoros. El macho mide aproximadamente 1,70 m. de alto. Comen bananas, ortigas y apio. Aunque pueden caminar en dos patas, lo hacen en general en cuatro, no tienen cola como los demás simios (esta es una diferencia con los monos, que son además más pequeños y menos inteligentes) y sus cerebros son grandes.