Concepto de sombra

Del latín “umbra”, sombra significa tanto la falta de luz u oscuridad (“se amparó en las sobras nocturnas” o ese “túnel está en sombras”) como también alude a la proyección oscura que un cuerpo efectúa sobre el lugar en dirección contraria a aquella donde le lleguen los rayos de luz. Un cuerpo opaco que recibe luz de frente, hace nacer detrás suyo un espacio oscuro, que es su sombra

Otra acepción de sombra se refiere a imágenes fantasmagóricas o apariciones de personas muertas o ausentes.

Para el psicólogo suizo Carl Jung, la sombra hace referencia tanto al inconsciente individual como al colectivo, que se refiere a los instintos reprimidos por la psiquis.

La expresión “poner a la sombra” hace referencia a aquellas personas que son privadas de su libertad.

“Me persigue como mi sombra” da cuenta de personas o animales que siempre están cerca de uno.

“Hacerle sombra a otro” expresa que una persona con sus realizaciones o cualidades personales oscurece o minimiza los méritos del otro.

“Ponerse a la sombra de alguien” implica buscar su cobijo o amparo.
Originarias de la isla de Java, las sombras chinescas consisten en colocar las manos en distintas posiciones y haciendo ciertos movimientos, entre una pantalla y una fuente de luz, para proyectar sobre la pantalla, sombras que simulen ser objetos o animales en diferentes poses o actitudes.

La técnica de luz y sombra, con zonas de tonos claros y oscuros, es usada en artes plásticas, en fotografía, y en cosmetología. En esta última se usan los tonos oscuros para disimular partes prominentes del rostro humano.