Concepto de sonido

Es un movimiento vibratorio (foco de vibración) productor de energía, transmitido por un medio material elástico, generalmente el aire, por medio de ondas mecánicas longitudinales, percibido por el sentido del oído.

La captación del sonido depende de la frecuencia de la vibración. Se mide en Hertz o ciclos por segundo. No son en general percibidas por el oído humano las vibraciones de frecuencia menor a los 20 Hz. (infrasonidos) ni los superiores a 20.000 Hz (ultrasonidos). La voz humana se produce por el paso del aire a través de las cuerdas vocales.

Los sonidos poseen tres cualidades: la intensidad, que permite diferenciar los sonidos fuertes de los débiles; el tono, que los clasifica en graves y agudos (el tono es más elevado cuanto mayor sea su frecuencia); y el timbre, que permite diferenciar el foco emisor cuando dos sonidos tienen la misma intensidad y tono, esto nos posibilita distinguir el timbre de un piano del de un violín, o una voz humana de otra.

La intensidad del sonido puede ser establecida en decibeles, que son mediciones efectuadas en forma logarítmica, ya que linealmente sería imposible, pues es muy grande el intervalo de intensidades percibidas por el oído, y es necesario reducirlo.. Una intensidad de 140 decibeles afecta considerablemente al oído humano, por ejemplo, una explosión. Para tener una idea de relación, un murmullo alcanza los 25 decibeles.

La velocidad del sonido es mayor cuando se propaga en un medio sólido, y la menor velocidad es en los gases. En los líquidos tiene una velocidad intermedia. El sonido en el aire viaja a 340 m/s.

La parte de la física que se ocupa del estudio del sonido se denomina acústica.