Concepto de sordera

La sordera es una afección que imposibilita la audición, siendo sordo el ser humano o animal que la padece. El término sordo tiene su origen en el latín “sordus”, aplicándose en un primer momento a los sonidos confusos y luego a quien no puede oír.

El umbral de audición en los dos oídos para que sea normal, debe ser igual o superior a 25 dB. La sordera puede ser total o cofosis cuando se es incapaz de escuchar cualquier tipo de sonido lo que ocurre cuando no se alcanza los 40dB; o parcial, cuando se escucha pero poco, lo que recibe el nombre de hipoacusia. Esta última puede tener solución mediante el uso de audífonos. Cuándo no se escucha aún cuando se tenga capacidad para hablar, es difícil hacerlo, pues los sonidos se reproducen oralmente luego de escucharlos. Sin embargo hay técnicas que permiten actualmente poder hablar, aunque con dificultad. La comunicación más efectiva entre los sordos es a través del lenguaje de señas.

Concepto de sordera

Para saber si alguien tiene una capacidad auditiva normal o no, se realiza una prueba llamada audiometría.

Existen tres tipos de sordera: cuando el problema se ubica en el oído externo o medio se trata de sordera conductiva, que es parcial; si la deficiencia se encuentra en el oído interno (sordera coclear) o en las vías nerviosas (sordera retrococlear) es una sordera perceptiva y en general son para siempre. Las sorderas mixtas pueden ocurrir por infecciones del tímpano o los huesecillos que alteren la funcionalidad de la cóclea.

La sordera puede ser heredada, producto de algunas enfermedades de la madre durante la gestación del niño, especialmente la rubéola, o ser adquiridas luego, por padecer por ejemplo meningitis o traumatismos. Someterse a la exposición de niveles muy altos de ruidos y el envejecimiento, también pueden causar sordera.