Concepto de sufrimiento

La palabra sufrimiento alude a la sensación conciente de sufrir, verbo originado en el latín “suffere” integrada por el prefijo “sub” = “debajo”, y por “ferre” = “llevar” o “portar”. Es por eso que sufrir es llevar o portar algo, estar por debajo de una pesada carga. Ese peso que importa el sufrimiento puede provenir de una pena, de una desilusión, de una pérdida, del hastío, de un fracaso, de una sumisión, de una adaptación al medio o de un dolor físico que desgasta nuestra psiquis.

Concepto de sufrimiento

El dolor y el sufrimiento no son privativos del ser humano sino de todos los animales superiores, que sufren la pérdida o el alejamiento de su amo o de sus crías, con una mudanza, cuando se lastiman o enferman, etcétera.

El sufrimiento hace que se sienta agobio, tristeza, desánimo y autocompasión. El ser humano que sufre puede manifestarlo con llantoEn la mayoría de los casos inmoviliza y se tiene la impresión de que no hay salida para ese estado negativo. Para los budistas lo que no puede evitarse es el dolor, pero sí el sufrimiento, que es un asunto mental y puede controlarse. Tanto el dolor como el sufrimiento son desequilibrantes, pero el sufrimiento puede exceder al dolor, que es lógico, de duración e intensidad acorde con la pérdida. En el sufrimiento lo que nos lastima es visto subjetivamente como peor de lo que objetivamente es, y su duración puede ser eterna, y subsistir aunque haya cesado el dolor. Esto ocurre en general con quienes se victimizan, y en cierta forma aprovechan inconcientemente su dolor para obtener beneficios de su sufrimiento, mostrándose compungidos y faltos de energía lo que hace que otros los compadezcan, no les pidan nada y en cambio les den más de lo que realmente necesitan.