Concepto de supernova

Las estrellas están conformadas por una masa gaseosa extremadamente caliente, con equilibrios opuestos entre gravedad y presión. Al reemplazar el helio al hidrógeno, se calienta, y por reacción nuclear se transforma en carbono. La energía aumenta, y con ello la luminosidad de la estrella. Las novas, que en latín significa “nuevas” son estrellas que aparecen repentinamente (sin embargo no son precisamente nuevas, sino que se hacen visibles) aumentan rápidamente su luz, expulsando su materia al exterior, siendo muy luminosas, pero no tanto como las supernovas. La supernova es una explosión muy espectacular, pues su luminosidad es magnífica, superando a la del Sol por mil millones de veces y perdurando por varios días y hasta meses, disminuyendo paulatinamente la intensidad de su luz hasta apagarse.

Concepto de supernova

Las supernovas son aquellas estrellas de brillo muy intenso, que estallan casi al final de su existencia, antes de convertirse en enanas blancas, y luego negras, ya sin luz.

Al explotar la supernova se fragmenta en pedazos, formando a veces un púlsar, estrella de neutrones, que gira rápidamente, enviando hacia el exterior ondas radioeléctricas.

Se vieron en la vía láctea en 1054, que fue la que originó la nebulosa del cangrejo, y perduró su visibilidad por 22 meses; y otra en 1987 en la Gran Nube de Magallanes. Su expansión produjo fuertes señales radiales.

Hay supernovas de tipo I y supernovas de tipo II. Las primeras son estrellas pares, donde una absorbe a la otra, al capturar el material de la conforma. Las segundas se originan en estrellas de mucha masa, que al no soportar el peso originan un colapso gravitatorio.