Concepto de suspensión

La palabra suspensión tiene varias acepciones. Se utiliza para referirse a un estado de ánimo angustioso, provocado por una situación de incertidumbre. Por ejemplo “estoy en un estado de suspensión, por el desenlace de esta tragedia”. Es muy frecuente este estado en algunas películas donde el drama se acompaña de la falta de certeza sobre el desenlace.

Puede además referirse a un castigo o censura impuesto por autoridades civiles o eclesiásticas, por la cual alguien es privado de alguno de sus derechos, o del ejercicio de algún cargo.

En automovilismo la suspensión de los autos (y otros vehículos) es el conjunto de piezas que se utilizan para sostener la caja, ubicadas entre las ruedas y el chasis, y tiene como consecuencia suavizar sus movimientos.

En Química, se llama suspensión, al estado en que se encuentran las partículas sólidas dentro un líquido, sin flotar al posarse. Con el tiempo tienden a precipitar. Es un sistema heterogéneo, donde se reúnen dos cuerpos insolubles entre sí, en el cual las pequeñas partículas de un sólido, como por ejemplo talco fino en agua, se dispersan en ella, y son muy difíciles de visualizar sin la ayuda de un microscopio. Algunos medicamentos son presentados en forma de suspensiones. Pueden separarse por filtración La suspensión de un coloide en una sustancia líquida recibe la denominación de suspensión coloidal. Las partículas que conforman las soluciones coloidales se llaman micelas, y son en general más pequeñas que en las suspensiones propiamente dichas.

En Derecho Comercial la suspensión o cesación de pagos se produce en el caso del deudor insolvente que no puede asumir sus compromisos obligacionales, por falta de efectivo.