Concepto de tabaquismo

Se define el tabaquismo como la adicción crónica al tabaco con graves consecuencias para la salud, por el componente activo llamado nicotina, que es un alcaloide venenoso en altas dosis; y en pequeñas, resulta una sustancia estimulante del sistema nervioso central. Un solo cigarrillo provoca trastornos en el organismo fácilmente identificables, como tos o manchas en los dientes, y como calma la ansiedad y da una sensación gratificante, es probable que el primer cigarrillo sea el comienzo de otros muchos. Un fumador se transforma en adicto y padece tabaquismo, cuando ya no puede controlar su consumo, y siente la necesidad imperiosa de fumar no pudiendo abstenerse. La adicción se adquiere muy fácilmente.

La forma más común de consumir tabaco es a través de cigarrillos o cigarros, donde una hoja de tabaco o de papel cilíndrica, es rellenada con tabaco picado y seco, al que se le coloca un filtro, y algunas otras sustancias, que lo hacen aún más perjudicial para la salud.

Los cigarrillos se encienden en uno de sus extremos, mientras el otro es introducido en la boca del fumador, quien al inhalar el humo hace que penetre en sus pulmones, dañándolos, y provocando en gran cantidad de casos, cáncer pulmonar, de boca, de faringe, además de otras enfermedades respiratorias y problemas cardíacos, siendo muy peligroso para el feto cuando la madre embarazada fuma, ya que puede ocasionarle problemas cardíacos, pulmonares, nutricionales y en su sistema nervioso.

A pesar de su nocividad su consumo es legal, pues mueve una gran industria, y no solo afecta al fumador, sino a los que los rodean, que se transforman en fumadores o víctimas pasivas de sus letales efectos.