Concepto de telequinesis

La palabra telequinesis, acuñada a fines del siglo XIX por Alexander N. Aksakof., Doctor en Filosofía ruso, y estudioso de la prácticas espiritistas; está integrada por dos vocablos de origen griego: τήλε, en latín: “tēle”, que quiere decir “lejos” y κίνησις, en latín, “kínēsis”, que puede traducirse como “movimiento”.

La telequinesis designa un fenómeno paranormal consistente en la posibilidad de que objetos que estén lejos del alcance de un individuo, puedan desplazarse por el poder de ciertos espíritus o de la mente humana.

Concepto de telequinesis

La Parapsicología afirma su existencia, y lo atribuye a la energía mental, un activo fluido, que también posibilitaría la telepatía, o sea conocer el pensamiento de otro sin que éste lo exprese.

En el año 1914 se comenzó a utilizar la denominación de psicoquinesis a instancias de Henry Holt, como un fenómeno mental más general de influir de cualquier modo sobre el medio material, no solo transportar objetos, sino por ejemplo, doblarlos. Joseph B. Rhine, parapsicólogo experimental (1895-1980) utilizó dados para hacer demostraciones prácticas de estos fenómenos. Fundó un laboratorio en la Universidad de Duke, en Estados Unidos. Publicó dos obras “Percepción extrasensorial” en 1934, y “Nuevas fronteras de la mente” tres años después, donde intentó probar la existencia de los poderes telepáticos. Sus afirmaciones y demostraciones fueron refutadas y calificadas de falsas.

Si bien en la realidad no puede asegurarse que la telequinesis exista, inspiró muchas obras literarias, y argumentos cinematográficos. Por ejemplo, “Matilda” es una novela de Roald Dahl, de 1988, llevada al cine en 1996 bajo la dirección de Danny DeVito, donde la protagonista, una niña muy inteligente y no valorada por su familia, posee poderes telequinéticos, que emplea muchas veces para hacer justicia.

“Carrie”, la novela de suspenso que escribió Stephen King en 1974, y llegó al cine dos años después, dirigida por Brian De Palma, cuenta la historia de una adolescente, que despierta sus poderes telequinéticos cuando la domina la ira.