Concepto de torneo

La palabra torneo nació como derivada de tornar, del latín “tornare” con el significado de “volver”. En la baja Edad Media (entre los siglos XII y XV) los torneos eran competencias deportivas, formas de dirimir controversias entre caballeros, o modos de celebrar acontecimientos civiles o religiosos, que se hacían a caballo, donde dos combatientes individuales o divididos en dos grupos, se enfrentaban en combate, devolviendo embestidas. Estas prácticas continuaron durante el Renacimiento (siglos XV a XVII). Los torneos a caballo fueron perdiendo vigencia junto al declive de la caballería y de los combates cuerpo a cuerpo.

Concepto de torneo

Actualmente, usamos el vocablo torneo como sinónimo de competencia, intelectual, artística, y fundamentalmente deportiva, por ejemplo: “Mañana tengo un torneo de voleibol en la escuela y competiré con los compañeros de mi curso contra los alumnos de la otra división”, “No estoy de acuerdo con los torneos de caza, no me parece un deporte”, “He visto un entretenido torneo de tenis por televisión” o “En el torneo de fútbol demostramos nuestra entrega aunque hayamos perdido”. Algunos torneos incluyen varias etapas, desde la convocatoria, pasando por enfrentamientos que hay que ir venciendo hasta consagrarse ganador y recibir el premio que puede ser honorífico o material. Si bien como dijimos los deportivos son los más frecuentes pueden haber torneos literarios, de lectura, de pintura, etcétera.

Existe una enfermedad parasitaria, llamada “del torneo”, provocada por un parásito muy resistente, el Myxobolus cerebralis que afecta a ciertos peces de ríos y arroyos, como truchas y salmones, y recibe este nombre porque los peces enfermos nadan en círculos hasta que perecen.