Concepto de transpiración

La transpiración es un fenómeno biológico, pues es propio de personas, algunos animales y plantas, y sirve para eliminar el exceso de líquidos o humores del organismo (agua y sales minerales entre otras sustancias), por evaporación.

En las plantas, son los estomas, poros en la superficie de las hojas; o la epidermis de las hojas (transpiración cuticular) los que cumplen esta función, de eliminar el sobrante de agua que se encargó de absorber la raíz y no fue usado en la fotosíntesis. Cuanto más húmedo sea el suelo, y más luz y viento haya en el ambiente, más transpirará la planta.

En el hombre y muchos animales mamíferos, como por ejemplo el caballo y el camello, la transpiración se realiza a través de la piel, que contiene glándulas sudoríparas, y tiene por misión mantener equilibrada la temperatura del cuerpo, al abrirse a través de los poros, expulsar el líquido, y refrescar la piel; por eso se transpira más en los ambientes cálidos. Si una persona transpira en exceso, lo que suele suceder especialmente en las axilas, espalda, frente, manos y pies, se dice que sufre de hiperhidrosis; el stress o problemas hormonales, pueden causar el problema.

Las aves no transpiran, ni tampoco los conejos, ratas o liebres. En el perro no pueden hallarse glándulas sudoríparas, salvo por ejemplo en la base de sus patas, y por ello podemos observar que jadea para eliminar el vapor de agua de su organismo. El cerdo, necesita revolcarse en el lodo para poder refrescarse debido a su escasez de glándulas sudoríparas, de allí que se lo tilde de sucio.