Concepto de traumatismo

La palabra traumatismo nos llegó a través del griego τραυματισμός cuyo significado es “acción de herir”.

Los traumas o heridas pueden ser físicos, u orgánicos o psicológicos.

Dentro de los traumas físicos podemos diferenciar según sus agentes causales, aquellos que se produjeron por golpes, de los que se originaron por cortes, que hace que la piel o las mucosas se abran y se comunique el interior del organismo con el exterior ocasionando pérdida de sangre especialmente si son profundas, y posibilidad de infección.

Concepto de traumatismo

En el aparato locomotor, formado por huesos, articulaciones, músculos y ligamentos, puede sufrirse un traumatismo, por ejemplo, por una caída que puede producir una fractura, una luxación o un esguince, lo que requiere según los casos, diagnosticados en general por radiografías o resonancias magnéticas; vendajes, yeso o cirugías, y terapia de rehabilitación.

Si el traumatismo afectó la columna vertebral, y es una o más vértebras las que fueron dañadas, ellas luego de un tiempo de reposo se repararán por sí solas, aunque el proceso es muy doloroso, pero el traumatismo revestirá mayor gravedad si está implicada en el trauma, la médula espinal.

Cuando es el cráneo el que sufre el trauma, el peligro radica en que se vea afectado el sistema nervioso central

En la dentadura, los traumatismos también son provocados por un impacto, ya sea por una caída o un golpe. Las lesiones pueden afectar el revestimiento del diente o toda su estructura, lo que puede ocasionar la pérdida de la pieza.

En los traumas psíquicos la afección es emocional, y el origen diverso y subjetivo, ya que el mismo hecho puede en algunas personas ser vivido con naturalidad o con cierta tensión soportable, y para otros puede resentir todo su aparato psíquico. Ejemplos de causas de traumas psicológicos: Un accidente, la muerte de un familiar, presenciar o vivenciar una catástrofe, ser víctima de acoso, etcétera. El sujeto se siente amenazado y temeroso, angustiado e incapaz de soportar la situación o el recuerdo de la misma.

El psicoanalista Sigmund Freud halló en la sexualidad el origen del traumatismo psíquico, por el exceso de excitación que producen ciertas situaciones, que desatan en el sujeto un conflicto interno, que hace imposible la descarga, por lo tanto la consecuencia es que se repriman y resulte imposible traerlas a la consciencia.

En el cine, en el año 2005 se estrenó una película británica, que dirigió Marc Evans y trata de la supervivencia de un hombre a un accidente automovilístico en el que la esposa falleció, la cual a su vez era bailarina al igual que otra mujer que falleció asesinada en la mima fecha, sin que en principio hubiera conexión entre ambos hechos.