Concepto de triquinosis

La palabra triquinosis fue acuñada dentro del ámbito de la medicina, primero por el biólogo británico Richard Owen alrededor del año 1834, que nombró al parásito causante como “trichina” y en 1860 el alemán Friedrich von Zenker, le agregó la terminación “osis” para denominar a la enfermedad, tomando los términos griegos “thrix” que puede traducirse como “pelo” y el sufijo “osis” que denota que se trata de una condición. Esta elección del nombre se debe a que la enfermedad parasitaria conocida como triquinosis, triquiniasis o triquinelosis es causada por un pequeño gusano filiforme (nemátodo) que mide entre 3 y 5 milímetros, de formato cilíndrico, de la familia de las Trichinellas.

Concepto de triquinosis

Esta enfermedad puede afectar a los animales (caballos, ratas, cerdos, jabalíes, osos, zorros, perros y gatos) incluido el ser humano, que se infecta al ingerir ciertos alimentos, especialmente carne cocida de modo deficiente de animales que tengan este parásito, en especial si se trata de cerdos u otros animales carnívoros u omnívoros, siendo muy común que puedan encontrase en chacinados que se elaboren de modo casero. Las larvas se alojan en el intestino donde crecen y se reproducen, ya que hay machos y hembras, diseminándose a través de la sangre, e invadiendo los tejidos musculares, prefiriendo los músculos estriados, donde se enquistan, presentando el afectado, síntomas, especialmente a nivel gastrointestinal (vómitos y diarrea) acompañados de fiebre, picazón, dolores articulares y musculares. El corazón, los pulmones y el cerebro también pueden verse afectados.

Si la infección es leve remite sola, pero si es grave puede resultar peligrosa y su tratamiento es difícil, con antibióticos y analgésicos, pudiendo presentarse complicaciones como neumonía, insuficiencia cardiaca o encefalitis, por lo cual lo mejor es la prevención, no consumiendo carne de cerco poco cocida o procedente de lugares no inspeccionados por las autoridades sanitarias. El parásito se destruye por las altas temperaturas o las muy bajas (15 º bajo cero al menos por 15 días).