Concepto de tuberculosis

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa y contagiosa por vía aérea, que afecta especialmente los pulmones, causada fundamentalmente por el bacilo de Koch. Este bacilo fue aislado por Roberto Koch, en cultivos, en el año 1882, y su nombre científico es Mycobacterium tuberculosis.

El bacilo de Koch, es fino, algo curvo con extremos redondeados, midiendo entre 1,3 y 3,5 u de largo y de 0,3 a 0,5 u de ancho. Son resistentes al ácido y al alcohol, por lo cual luego de teñidos con anilina no pierden su color ni con la acción del alcohol ni la de los ácidos.

Los síntomas de la tuberculosis son fiebre alta, tos con flema, escalofríos, mareos, pérdida de peso, y puede llegarse a despedir sangre por la boca junto a la flema. Puede afectar a otros órganos, como la pleura, el sistema linfático, el sistema nervioso central, el genital y el urinario. También puede afectar a huesos y articulaciones.

El diagnóstico se efectúa a través de análisis bacteriológicos, que puede complementarse con diagnósticos por imágenes y cuadro clínico.

Existen dos tipos de bacilos que causan la enfermedad: el humano y el bovino. Este último incide mucho en la tuberculosis infantil y se contrae cuando se toma leche de vacas con tuberculosis y sin hervir. Causa adenitis cervicales y poca o ninguna tuberculosis pulmonar. Se destruye con la pasteurización o hirviendo la leche durante 2 minutos.

La mortalidad es mayor en niños de menos de 6 años, en las mujeres púberes y en hombres mayores a 40 años.