Concepto de vértice

La palabra vértice procede etimológicamente del latín “vertex” y su significado es “aquello que gira” refiriéndose al punto que permite el movimiento rotatorio, y luego se identificó con el polo celeste, centro sobre el cual giran las constelaciones. Por extensión se aplicó a cualquier punto situado en los extremos.

En Geometría, el vértice es aquel punto donde se encuentran dos o más líneas. Cuando dos semirrectas se encuentran forman un ángulo. El vértice es, entonces, el punto de origen de las dos semirrectas que se constituirán en los lados del ángulo. Si son tres, será un triedro. En los polígonos, los vértices de la poligonal, son los extremos comunes de cada dos segmentos consecutivos.

Concepto de vértice

La teoría de los grafos, utilizada en matemáticas y ciencias de la computación, estudia los grafos, que son conjuntos de objetos que reciben el nombre de vértices o nodos. Ellos están unidos a través de arcos o aristas que actúan como enlaces y permiten representar entre los elementos de un conjunto, relaciones binarias.

En Arquitectura, el vértice es el punto más alto de un arco, de un cono o también de una pirámide. Se aplica también en Cartografía y Topografía para hacer referencia a los puntos situados a mayor altura. Ejemplos: “El vértice del Everest, en el Himalaya, alcanza una altura de 8864 mts” o “El vértice de la Gran pirámide de Guiza es de 149,40 metros”.

En los organismos humanos y animales, el vértice es la parte del cuerpo que se ubica a mayor altura (parte superior de la cabeza). En las personas, el vértice craneal está integrado por los siguientes huesos: el frontal, los dos parietales y el occipital.

En Obstetricia, el parto de vértice es aquel donde lo primero que emerge del canal de parto es la cabeza del bebé. Esta es la forma más común de nacimiento.