Concepto de vigor

Procedente del latín “vigoris” esta palabra se integra por el verbo “vigere” con el significado de “fuerza” y por el sufijo de efecto, “oris”.

El vigor es entonces una cualidad de los seres animados que indica que alguien se encuentra con poder físico pleno, con fortaleza, energía y vitalidad, para cumplir cómodamente y con holgura sus necesidades vitales. Ejemplos: “Ponle abono a tus plantas para que crezcan con mayor vigor”, “Mi cachorro juega todo el día tiene un vigor excepcional”, “Mi hijo hace muchos deportes y come sano, quiero que crezca con vigor” o “Tiene un vigor sexual admirable a pesar de que ya es un hombre maduro”.

Concepto de vigor

En los animales el vigor puede verse resentido por una mala nutrición, exceso de trabajo, falta de descanso o de ejercicios, angustia, enfermedades, accidentes, y el paso de los años, que hace que las fuerzas vayan mermando inexorablemente, y que decaiga paulatinamente el vigor de la juventud.

Es también aplicable este adjetivo a las cosas. El vigor de las leyes hace alusión a su vigencia y poder coercitivo; el vigor de un material se refiere a su alta resistencia; el vigor de las costumbres a que se siguen practicando con igual firmeza luego de muchos años; y el vigor en las palabras, denota, que se quien se ha expresado, lo ha hecho con mucha resolución y entereza. Ejemplos: “Las leyes para que tengan vigor deben ser publicadas”, “El vigor de estas maderas harán que el piso de mi casa sea más perdurable”, “La costumbre de comer con palillos ha estado en vigor en Oriente desde hace cinco mil años” y “El político dio un discurso con tanto vigor, que conquistó amplias adhesiones”, respectivamente.