Concepto de viruela

Viruela proviene en su etimología del latín “variola” que a su vez proviene de “varus” que significa barro o erupción. El virus que provoca la viruela es el “variola” o “poxvirus variolae”, y se trataba de una enfermedad contagiosa que en muchos casos era mortal. Edgard Jenner descubrió la vacuna a partir de la viruela de la vaca, que inyectada a los humanos producía una enfermedad muy leve y protegía contra la viruela humana. Gracias a la vacunación es una enfermedad que se halla erradicada en el mundo.

Los aborígenes americanos, contrajeron esta terrible enfermedad a consecuencia del contagio por el contacto con los conquistadores europeos que la padecían, ya que en América era desconocida.

Había dos clases, una mayor o más grave y otra menor, menos grave y no mortal.

Presentaba un período de incubación de entre 7 y 17 días. Luego sobrevenía la etapa aguda que duraba entre dos y cuatro días, con fiebre muy alta, escalofríos, dolores musculares, jaquecas y a veces, vómitos. Seguidamente, mientras bajaba la fiebre, aparecía la erupción en la zona bucal, especialmente en la lengua, donde se notaban manchas rojas de pequeño tamaño, que se extendía por la cara para luego abarcar todo el cuerpo en un día. Esas erupciones se tornaban bultosas, con una zona central hundida (el ombligo de la pústula) y llenas de un líquido espeso y un halo rojo. La fiebre volvía a subir. Se formaban pústulas que luego presentaban costras que recién se caían alrededor de tres semanas más tarde. Recién allí cuando ya no había costras se estaba libre de contagio. Dejaba cicatrices de por vida.