Concepto de volumen

La palabra volumen reconoce un origen latino (de la palabra “volumen”) con la significación de rollo; forma en que adoptaban los manuscritos antiguos, como los rollos de papiro de los antiguos egipcios. De allí pasó a significar cada tomo encuadernado de los libros modernos, o el tomo único de la obra.

Designa también el bulto que una cosa ocupa en el espacio. Para encontrar el volumen de un cuerpo se deben multiplicar sus tres dimensiones: profundidad, ancho y alto.

En el Sistema Internacional de Unidades, la unidad de volumen es el metro cúbico, esto es el espacio existente dentro de un cubo que posee un metro de lado. Los múltiplos aumentan de mil en mil, y los submúltiplos disminuyen también de mil en mil.

El volumen está muy relacionado con la capacidad, que es la medida del envase que contiene el cuerpo líquido o gaseoso. Midiendo en litros la capacidad del envase podemos obtener el volumen del contenido.

El volumen de un gas es el espacio por él ocupado y donde sus moléculas se mueven con libertad. Según la ley formulada por el británico Boyle y el francés Mariotte, cuando la temperatura es constante, el volumen ocupado por un gas es proporcionalmente inverso a la presión que sobre él se ejerce.

En Química, se utiliza la probeta, para medir volúmenes de líquidos.

En Arquitectura se denomina volumen al exterior de una estructura edilicia.

El volumen sonoro es la potencia con que es percibido el sonido por oído. Está dado por el nivel de potencia acústica, y se mide en decibelios.

El volumen atómico es la relación entre la densidad de un elemento y su masa atómica.