Concepto de vulcanismo

La palabra vulcanismo se derivó de “Vulcanos” dios romano del fuego y los volcanes, que era a quien se llamaba Hefestos en la mitología griega, a lo que se le agregó el sufijo “ismo” en el sentido de doctrina o sistema.

Se usa “vulcanismo” para hacer referencia a aquella teoría que atribuye al magma la formación de la corteza terrestre y a todo lo referente a la actividad volcánica y sus fenómenos asociados por el cual salen al exterior, los materiales alojados en el interior de la Tierra, cuando el volcán está en su fase activa. Otros planetas también tienen volcanes, como Venus y Marte.

Concepto de vulcanismo

La Tierra se originó hace aproximadamente unos cuatro mil seiscientos millones de años. La primera fase de su formación es la del estadio de fusión. Las temperaturas de la superficie, debido a la energía proveniente de la desintegración de elementos radiactivos alojados en el interior del planeta por bombardeos de meteoritos, era de centenares de grados. A esta fase le siguió la de enfriamiento, donde los elementos más pesados (por ejemplo el hierro) se concentraron en la parte interna, formando un duro núcleo metálico que sirvió de base al manto integrado por minerales silicatados. Sobre el manto quedaron los elementos livianos, como el potasio, el sodio, el calcio o el sílice que fueron los responsables de crear la corteza de la Tierra. Es en esta etapa donde se produjo un gran vulcanismo, que originó las estructuras y el relieve de nuestro planeta, por procesos endógenos.

Cuando un volcán erupciona la roca fundida (magma) sube por grietas del terreno y sale por la chimenea del volcán, como ceniza volcánica, gases y lava. Cuando la lava se enfría forma rocas.