Concepto de aburrimiento

El aburrimiento es el efecto y la acción del verbo aburrir, que procede etimológicamente del latín “abhorrere”, compuesto por el prefijo privativo “ab” y por “horrere” en el sentido de asustar. El que tiene aburrimiento no se asusta, no se perturba, no se inquieta, pero tampoco se divierte ni goza.

El aburrimiento genera apatía, falta de entusiasmo y pasividad, pues implica la pérdida de sentido y de alegría. Estar aburrido es una sensación que todos hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas, por ejemplo, si estamos participando de una conversación poco interesante, si estamos solos en un lugar sin tener nada divertido o entretenido para hacer, si vemos una película donde las escenas se suceden sin conmovernos ni divertirnos, etcétera. También puede referirse al hastío de soportar mucho tiempo una situación incómoda o dolorosa, como cuando decimos “Esta gripe me está durando demasiado, estoy aburrida de sentirme mal”.

Concepto de aburrimiento

Hay personas más propensas a aburrirse que otras, pues algunas, cuando están aburridas se vuelven creativas y tratan de zanjar ese estado de ánimo desfavorable con imaginación y creatividad, por ejemplo: “Mi hijo estaba aburrido en este día lluvioso, y se me ocurrió confeccionar con él barquitos de papel y hacerlos navegar en los charcos, y al final, resultamos muy entretenidos”, “La lección que nos dio la maestra para estudiar era muy aburrida, pero busqué videos en Internet sobre el tema con aplicaciones prácticas, y terminó resultando muy interesante” o “En los momentos en que me aburro nace mi interés por las distintas expresiones artísticas y escribo poemas o pinto cuadros”.

Estos ejemplos citados en el párrafo anterior son modos positivos de combatir el aburrimiento, sin embargo, en otros casos, las salidas son no deseables: “el niño se aburría en la escuela y no encontró mejor manera de divertirse que ensuciar las ropas de sus compañeros” o “El joven tenía tantas cosas materiales que dejó de sorprenderse, se aburrió, y eligió el camino de las drogas para evadirse de un mundo que le resultaba aburrido”.