Concepto de acaparamiento

La palabra acaparamiento es la acción y también el efecto de acaparar, verbo que procede en su etimología del término francés “accaparer” integrado por el prefijo latino “ad” que indica “hacia” y “caparra” que es la seña o cantidad de dinero que se da como anticipo para asegurar la ejecución de un contrato, usándose en este sentido jurídico en el siglo XVI, para luego tomar un significado económico que consiste en acumular mercaderías, para influir en los precios del mercado, provocando escasez, o con fines especulativos, previendo un alza de precios. En sentido general acaparar es tomar más de lo necesario de bienes materiales o inmateriales, privando a otros de su goce.

Concepto de acaparamiento

Ejemplos: “Se acaparó toda la comida, y sus hermanos se quedaron sin cena”, “Acaparó todos los bienes de la herencia, y ahora sus coherederos reclaman su parte en la justicia”, “Acaparó toda la dedicación de su madre fingiendo una enfermedad”, “Al extenderse el rumor de una devaluación de la moneda, que provocará una hiperinflación, la cadena de supermercados, suspendió las ventas, y acumuló en sus depósitos las mercancías que acaparó” o “La noticia del magnicidio acaparó la atención de la prensa mundial”.

Quien acapara bienes materiales en exceso simplemente para acumularlos, es un avaro y un codicioso, y si con ello se le quita a otros de posibilidades y goces, es un egoísta.

En Psicología y Psiquiatría existe un trastorno que padecen algunas personas (aproximadamente un 5 % de la población mundial) denominado “síndrome de acaparador compulsivo” o disposofobia, que hace que el individuo acapare sin razón ni lógica todo tipo de objetos, que acumula y de los que siente que no se puede desprender, sin tener ningún valor afectivo ni económico real u objetivo (pero sí en la mente del acaparador) y aún cuando lo haga vivir en situaciones miserables, como aquellos que juntan elementos que otros tiran y llenan su casa de ellos haciendo del lugar un sitio reducido, sucio, desordenado y fuente de enfermedades. Se ha relacionado a este trastorno con el obsesivo-compulsivo. Existen acaparadores que se especializan en recolectar y guardar cosas específicas como el caso de los bibliomaníacos que acumulan libros en cantidades innecesarias y exorbitantes.