Concepto de actividades primarias

Son las acciones que desarrollan las personas para obtener recursos de la naturaleza con los que satisfacen sus necesidades, sin transformarlos (de estos se ocupan las actividades secundarias, cuando estos recursos se usan como materias primas). Esto provoca gran impacto en el ambiente, como ocurre por ejemplo con la tala de árboles que favorece la contaminación ambiental y las inundaciones, o la siembra de algunos productos que agotan el suelo, como el caso de la soja.

En algunos casos esos recursos se extraen sin haber hecho nada para que existan, pues están allí, puestos por la naturaleza sin intervención humana, aunque para llegar hasta ellos haya que realizar excavaciones, por estar ubicados en las profundidades del suelo, como ocurre con la actividad minera o petrolera. En otros casos no se necesita más que tomarlos, como en el caso de la tala de árboles de bosques naturales, en la recolección de frutos, en la caza o en la pesca. Estas actividades primarias se denominan extractivas, y pueden terminar con los recursos no renovables, como los minerales y los combustibles fósiles.

Por otro lado, existen las actividades agropecuarias, donde si bien se usan los recursos naturales como el suelo, al agua o la temperatura, se trabaja sobre ellos, arando, sembrando, irrigando, cosechando, para obtener el producto. La tecnología ha permitido modificar ciertas condiciones ambientales en provecho de la eficiencia del trabajo. Se integra con actividades agrícolas y ganaderas.

El despliegue de estas actividades depende del lugar donde están los recursos, por lo cual el hombre en general no puede elegir donde desarrollarlas.