Concepto de adonis

La palabra adonis, parece provenir del hebreo antiguo “ādōn,” (señor) de donde fue tomado por el griego como Ἄδωνις (Adônis), nombre del personaje de un mito griego, basado en uno fenicio, que lo caracterizaba a este joven por su belleza extrema.

Adonis fue, según una de las versiones del mito, fruto de una relación incestuosa entre su padre, el rey de Siria, Cíniras y su propia hija, llamada Esmirra. El nombre de Esmirra fue inmortalizado por Cíniras en una ciudad que fundó en Asia Menor. Ella era tan hermosa que su padre la creyó más bella que Afrodita, y ésta enfurecida, creó en ella una pasión por su padre, al que tras emborrachar hizo que la embarazara. Al enterarse el padre de lo hecho por su hija la persiguió para matarla. Esmirra huyó, y Afrodita la convirtió en un árbol, que al ser atacado por Cíniras, dio nacimiento al hermoso Apolo, que enamoró a Afrodita.

Concepto de adonis

Para conservarlo sólo para ella, Afrodita encerró al pequeño en un cofre, y se lo entregó en custodia a Perséfone, diosa del inframundo, que descubrió el secreto encerrado, y también se enamoró de él, y pretendió que fuera para ella.

El Dios Zeus medió en el conflicto y resolvió que cuatro meses, estuviera Adonis con una diosa y los otros cuatro meses con la otra, pudiendo elegir libremente su compañía los restantes cuatro meses del año, que Adonis decidió compartir con Afrodita. Pero producto de una venganza, Adonis murió atacado por un jabalí. Lo que ocurrió tras su muerte también es mítico. De su sangre, brotaron flores de anémona.
Ante la muerte de Adonis, su destino final era permanecer eternamente con la diosa del inframundo; pero Zeus, ante las súplicas de Afrodita, decidió que pasara la mitad del año con cada una. De allí habrían nacido las estaciones cálidas (primavera y verano) cuando Adonis estaba junto a su amada Afrodita; y cundo volvía con Perséfone, se sucedían el otoño y el invierno.

Es por ello, que en la actualidad se le dice adonis, a un hombre joven, muy bello.

El pintor italiano Luca Giordano (1634-1705) se basó en este mito para pintar "Muerte de Adonis", y el escultor François Duquesnoy (1597 - 1643) recontruyó la estatua de Adonis que puede apreciarse en el museo del Louvre.