Concepto de África

El continente africano fue el primero que habitó el ser humano y por sus dimensiones ocupa el tercer lugar en el mundo, con una superficie de 30.312.506 Km.2

Es un lugar que resultó de dificultosa exploración. Al norte del continente africano se halla el desierto de Sahara, lo que obstaculizó el contacto con las civilizaciones mediterráneas. En otras zonas eran las selvas y anglares las que impedían el acceso. Los ríos y sus cascadas resultaban de difícil navegación.

Es el único continente que se halla en los cuatro hemisferios y es cruzado por el Ecuador, el meridiano de Greenwich y los trópicos de Cáncer y Capricornio.

Lo circundan los océanos Atlántico e Índico, el mar Mediterráneo y el mar Rojo. Aunque sus islas son pocas, la de Madagascar que se halla separada de la masa continental por el canal de Mozanbique, es por su tamaño la quinta del mundo.

En cuanto a su relieve pueden diferenciarse las mesetas que son más elevadas en la zona meridional que en el norte y el oeste; el Rift Valley, al este, que es un valle que se extiende desde Siria y el Valle del Jordán en el Oriente Medio, a través del Mar Rojo hasta el río Shire (afluente del río Zambeze) en África del sur; y las tierras bajas costeras que no son muchas.

El río más extenso es el Nilo con 6.695 Km. También pueden destacarse el Zaire con 4.600 Km. y el Níger con 4.184 Km.

Su clima es en general cálido todo el año, con mayores variaciones climáticas en el norte que en el sur.

En su población pueden distinguirse dos grupos: los camitas, semitas y otras etnias del norte del Sahara, de piel más clara, y predominio de la religión islámica, y los negros ubicados al sur, que representan el 70 % de la población africana, de religión animista.

Su Economía se basa en la agricultura, sobre todo de cacao, café algodón y cacahuetes. La producción minera es dominada por Sudáfrica.

La penetración en el continente por los europeos se produjo a fines del siglo XVIII, aunque la ocupación efectiva se realizó a fines del siglo XIX, donde Bélgica, España, Inglaterra Alemania, Italia y Portugal lo conquistaron, pero finalmente pudieron en el siglo XX alcanzar los países africanos su independencia, contando en la actualidad con 53 países, y una población de 972.752.377 de habitantes. Salvo Marruecos, el resto de los países africanos integra un bloque económico conocido como Unión Africana.