Concepto de asignación

La palabra asignación reconoce su origen etimológico en el latín “assignationis”. Este vocablo está integrado por el prefijo “ad” que significa “hacia” más “signum” que se traduce como “signo” o “señal” a lo que se le agrega el sufijo “tio” indicando tanto la acción como el efecto.

Una asignación es una entrega de posiciones, cargos, tareas, o de cosas materiales o inmateriales, como signo de reconocimiento, de pago, de entrega, de atribución o de dádiva hacia alguien.

Concepto de asignación

Ejemplos de uso: “Me han asignado un trabajo muy esforzado, de muchas horas diarias y con tareas muy pesadas”, “Me asignaron el último lugar en los asientos del avión” o “Mi asignación mensual en concepto de haberes apenas me alcanza para cubrir mis necesidades básicas”.

En Derecho, cuando hay varias deudas para abonar con una cierta suma de dinero, la asignación de cuál de ellas será pagadas de modo preferente, puede ser realizada por acuerdo entre el deudor o el o los acreedores; o ser decidida por el juez de acuerdo a las previsiones legales o contractuales.

Las asignaciones familiares son sumas fijas que se les otorga a los trabajadores asalariados o a los jubilados en forma única (por ejemplo cuando se casa, cuando nace un hijo o cuando comienzan las clases) o mensual (asignación familiar por hijo). En Argentina quienes no tienen un empleo, poseen planes sociales, trabajan de modo informal, en el servicio doméstico, etcétera, gozan de una asignación llamada universal por hijo.

En Contabilidad, la asignación consiste en seleccionar un concepto a asignar o distribuir, que puede ser un ingreso, un gasto o un costo, y repartirlo entre los receptores, uno o varios (productos, períodos de tiempo, secciones, etcétera).