Concepto de asignatura

La palabra asignatura, del latín “assignatura”, se deriva del verbo “asignar” que nos llegó desde el latín “assignare”, vocablo formado por el prefijo de asociación “ad” y el verbo “signare” en el sentido de “designar”. El verbo “signare” se relaciona con “signum” = “signo” o “marca”.

Desde las antiguas universidades, las asignaturas eran los temas que se le asignaban a cada profesar para enseñar a sus alumnos, contenidos en un tratado. En sentido moderno, las asignaturas son las materias que comprenden los planes de estudio de los institutos de enseñanza de cualquier nivel, de gestión estatal o privada, dentro de la enseñanza formal, y que deben dictarse, por un docente que posea título habilitante y formación en el tema, de acuerdo a un programa, y ciertos días a la semana, por ejemplo, Matemática, Física, Historia, Lengua, etcétera. Ejemplo: “Para recibirme de abogado me exigen aprobar 32 asignaturas”.

Cuando hablamos de asignatura pendiente o previa, nos referimos a aquella que se debe aprobar aún, aunque se le haya permitido al alumno avanzar al curso superior. Ejemplo: “Pude pasar de curso aunque me quedan pendientes dos asignaturas”.

En la vida decimos que tenemos asignaturas pendientes, cuando ciertos proyectos no los hemos podido concretar: “Viajar por el mundo me quedó como asignatura pendiente, y ya a mi edad difícilmente pueda realizar mi sueño” o “Acabo de graduarme siendo ya un adulto, pero lo hice pues obtener un título universitario era para mí una asignatura pendiente”.

“Asignatura pendiente” es el título de una película española de drama romántico, dirigida por José Luis Garci, estrenada en 1977 y protagonizada por José Sacristán. Se trata del reencuentro de una pareja de enamorados, que reviven su historia de amor en la que habían dejado pendiente un encuentro íntimo, pero que ya no es permitido su amor, pues ambos están casados.

“Asignatura pendiente” es también el título de una canción de Ricardo Arjona, donde un antiguo amor es su asignatura pendiente, a pesar de poseer muchos bienes materiales.