Concepto de autorespeto

El autorespeto es el respeto por nosotros mismos como seres humanos dignos y valiosos, que necesitamos no solo que nos comprendan y nos valoren los demás sino ante todo, nosotros mismos. Mirarnos atentamente y saber cuánto valemos, reclamar y luchar por satisfacer nuestras necesidades personales, sin dañarnos ni tratando de sobrepasar nuestros límites. ¿Cuántas veces hemos exigido a nuestro cuerpo y nuestra mente más de lo que le pediríamos a otro que haga? ¿Alguna vez hemos incorporado a nuestro organismo sustancias que nos ponen en peligro o nos enferman? ¿Descansamos en forma adecuada? ¿Reflexionamos sobre lo que nos conviene para nuestro futuro para llegar a realizarnos nosotros y no cumplir expectativas ajenas?

Concepto de autorespeto

Vivir una vida sin sentido, demasiado presionada o por el contrario solo dirigida al ocio y al tedio, tomar actitudes de riesgo innecesario, tener hábitos de vida poco saludables es no respetarnos, y ante todo, el respeto comienza por uno mismo. Cuando aprendamos que valemos, que somos capaces de concretar las ideas que nos llevarán a un desarrollo pleno sin avasallar los derechos ajenos, entendiendo nuestros límites, conociendo nuestras fortalezas y debilidades, aprendiendo de nuestros errores y perdonándonos por ellos, pudiendo decir que “no” cuando se nos impone conductas que exceden nuestros límites físicos, psicológicos o morales, habremos aprendido a autorespetarnos.

Vivimos hablando de que mucha gente no nos respeta, pero tal vez no nos pusimos a reflexionar si nosotros, tomamos en consideración las horas que necesitamos para dormir, para estudiar, para trabajar, para asistir a eventos culturales, si elegimos los alimentos que a nuestro organismo lo benefician, si hacemos la gimnasia adecuada, etcétera. El autorespeto no significa ponernos por encima de los demás, sino en un plano de igualdad que nos lleve a cuidarnos y a sentir que los demás también necesitan desarrollarse y quererse.