Concepto de beso

La palabra beso se originó en el latín “basium”, cuando el poeta latino Gayo Valerio Catulo (87 a. C - 57 a. C) incorporó el término a su poesía erótica, usándose en ese sentido, mientras los vocablos “osculum” y “suavium”, ya existentes, se restringieron a las manifestaciones más tiernas y carentes de sentido sexual. El uso de “basium” luego se extendió a cualquier situación en la que alguien como manifestación de afecto presione sus labios sobre un objeto o sujeto, contrayendo los músculos Orbicularis Ori, haciendo ruido o no, en ese acto.

Concepto de beso

La función del beso es relevante en casi todas las culturas, y no es privativa de la especie humana, ya que tiene un fuerte componente instintivo.

Los besos pueden ser señal de respeto y adoración hacia símbolos patrios o religiosos, por ejemplo: “Besó la bandera antes de que fuera izada en la fecha patria” o “El hombre besó el crucifijo con los ojos llenos de lágrimas pidiendo un milagro”.

Entre humanos los besos en la boca son la demostración de amor y pasión, siendo en general el primer contacto íntimo de las parejas, en tanto que los besos en la mejilla son de saludo y cariño amistoso o fraterno. Es frecuente los besos en la mejilla cuando dos conocidos se encuentran o cuando se hace una presentación. Si bien los besos en estos casos no se acostumbraban entre hombres, en la actualidad comienza a hacerse más popular. Como es un hábito, varía dependiendo del lugar, por ejemplo en Alemania o Canadá, los besos en la mejilla solo se dan entre familiares, mientras que en Rusia los besos se multiplican pudiendo llegar hasta media docena en cada saludo. Los besos en la frente son en general paternales. Los besos en la mano expresan cortesía y en los pies, subordinación.

Los besos en la boca pueden transmitir algunas enfermedades, como por ejemplo, la mononucleosis.

Si bien es una demostración afectiva y positiva, en la religión cristiana, el beso de Judas, simboliza la traición del apóstol Judas Iscariote hacia Jesús y es el nombre de una película española de 1954, dirigida por Rafael Gil.

“El beso de la Mujer araña” es el título de un libro del escritor Manuel Puig, de nacionalidad argentina escrito en 1976. En 1985 este libro fue tomado como argumento para el film del mismo nombre, que coprodujeron Estados Unidos y Brasil. La dirigió el cineasta brasileño, Héctor Babenco.

"Mi primer beso" es una película de 1991, dirigida por Howard Zieff protegonizada por Anna Chlumsky que asume el papel de Veda y por Macaulay Culkin que encarna a Thomas.