Concepto de boda

La palabra boda, proviene del latín “votum” que significa promesa. En la boda los contrayentes se prometen, hacen votos de comenzar una vida en común. Entre los antiguos romanos el casamiento, que no era un acto único sino un estado, se denominaba “connubium”, que en general se celebraba con grandes festejos. La palabra boda aparece en el siglo X, para designar el momento en que se contrae el enlace entre los esposos ante Dios.

En la actualidad se denomina boda al momento de prometerse en matrimonio ya sea ante las autoridades religiosas o civiles, y los ritos que los acompañan. Así decimos, anillo de bodas, torta de bodas, vestido de boda, noche de bodas o viaje de bodas, que es el que se hace a continuación del festejo, iniciándose el período conocido como “Luna de miel”.

Luego, cada año, en conmemoración de cada aniversario de bodas, se celebran distintas bodas según el año al que correspondan. El primer aniversario de casados se festejan las bodas de algodón, en el segundo, las de papel, a los cinco años las de madera, etcétera, siendo las bodas más celebradas, las bodas de plata (a los veinticinco años de casados) y las de oro (a los cincuenta años de matrimonio). También se aplica por extensión a otros aniversarios que no se corresponden con el casamiento (bodas de plata o de oro, de los egresados de un colegio, o bodas de plata u oro de una empresa).

Cuando uno de los contrayentes o ambos, pertenecen a la realeza, se denominan bodas reales. Las bodas reales permitieron en los inicios de la Edad Moderna consolidar los estados nacionales como el casamiento de la reina Isabel de Castilla con el rey Fernando de Aragón.