Concepto de bursátil

El término bursátil proviene del apellido de la familia Buërse, que realizaba en la ciudad de Brujas reuniones comerciales en el siglo XIII, aunque las primeras bolsas de valores datan de principios del siglo XVII, en Amberes (Bélgica). Se refiere a las actividades financieras que se realizan a través de la bolsa, siendo la más conocida la bolsa de valores, que son asociaciones civiles o sociedades anónimas, que se dedican a operaciones de bolsa, de impacto mundial.

Las empresas concurren a la bolsa para vender activos financieros con el fin de conseguir dinero para sus inversiones. Esos activos (acciones de Sociedades Anónimas, bonos privados o públicos, etcétera) van a ser adquiridos por inversores, que son personas físicas o empresas públicas o privadas, que poseen excedente de dinero proveniente de cualquier tipo de actividad, y que pueden vender nuevamente con facilidad si necesitan recobrar el dinero, que sufrirá fluctuaciones de acuerdo a las cotizaciones de lo adquirido, que aumenta o disminuye según la ley de la oferta y la demanda. Es una inversión de riesgo, pues no es certera la ganancia que se podrá alcanzar, generando a veces pérdidas, no solo a nivel individual, sino general. La caída generalizada de las bolsas de un lugar, provoca grandes crisis económicas mundiales. Se hallan bajo supervisión estatal.

Se denomina índice bursátil al número que refleja las variaciones que sufren las cotizaciones de las acciones negociables.

Las bolsas de valores no son las únicas ya que existen otras, como las agrícolas, donde el objeto de negociación son productos o servicios destinados a la agricultura, bonos prendarios o certificados ganaderos.

El derecho bursátil es una rama del derecho empresarial y comercial, y parte del derecho privado, que regula jurídicamente el mercado bursátil.