Concepto de calvinismo

El concepto de calvinismo viene a definir concretamente a una doctrina reformista, vertiente del Cristianismo Protestante, que establece como pilar fundamental el poder de Dios sobre todas las cosas. Un sistema teológico este que nos ocupa, surgido en el siglo XVI, que toma su nombre de uno de los impulsores del mismo: el francés Juan Calvino.

Esta doctrina es destacable, entre otras cosas, porque impulsó la creación de una serie de iglesias que la tomaron como punto de partida o fuente de inspiración. A día de hoy aún siguen existiendo estas que son seguidas por unos setenta y cinco millones de personas en todo el mundo.

El calvinismo ha pasado a la historia por el cambio que supuso, por los personajes que lo incentivaron y también por el conjunto de sus principios y normas básicas. En este sentido, es destacable que se habla de los llamados “Los cinco puntos del calvinismo”.

La depravación total es el primero de los mencionados puntos y con él se intenta exponer que sólo serán salvados por Dios aquellos individuos que tengan unas correctas condiciones. El segundo aspecto de la lista es el que hace referencia a la elección incondicional donde se deja claro que el Todopoderoso no salva a todos los hombres de la desgracia.

La llamada expiación limitada, la gracia irresistible y la perseverancia de los santos son los otros tres pilares en los que se sustentan las claves de esta doctrina religiosa que, sin embargo, toma a los dos primeros citados como la base necesaria para desarrollar al resto. Y todos juntos dan sentido a la reforma protestante puesta en marcha y desarrolla por Calvino.