Concepto de censo

Del latín “census”, la palabra censo significa empadronamiento. En la Antigua Roma la confección del censo estaba a cargo de los censores, y se efectuaba cada cinco años, registrándose en él a todos los ciudadanos romanos. Inscribir a un esclavo en el censo por parte de su amo era un modo solemne de concederle la libertad. El censo cumplía una importante función con respecto a determinar el pago de tributos según la riqueza de cada uno, y la contribución de hombres para el ejército.

Los censos de población se confeccionan actualmente mediante entrevistas que efectúan los censistas periódicamente (en general cada diez años) para evaluar el crecimiento población en ese período temporal. Comprende a toda la población y es obligatorio. En la Argentina el primer censo de población data de la presidencia de Sarmiento. Del censo también pueden extraerse otros datos que tratan de determinar las condiciones económicas o sociales de la población, y sirven para ver el estado actual y hacer previsiones. Por ejemplo si hay mucha población joven habrá que tomar recaudos para crear muchas fuentes de trabajo.

El censo electoral es la nómina que se confecciona con todos los ciudadanos que se hallan en condiciones de sufragar.

En Derecho se denomina censo a un derecho real que en general se establece por contrato entre dos partes, y consiste en que una de ellas llamada censualista entrega a otra ya sea la propiedad de un inmueble o su uso y goce a cambio de una suma de dinero por parte del censatario; o cuando éste abona un canon sobre una propiedad suya a cambio de un dinero recibido en préstamo.