Concepto de chamán

El chaman en las antiguas civilizaciones, significa en la lengua tungu, hablada en el este de Siberia “el que sabe”. Son los brujos, magos o hechiceros de las tribus, los que aún podemos encontrar en quienes siguen costumbres ancestrales, y son considerados personas capaces de curar enfermedades, realizar predicciones, milagros, otorgar sentido a los sucesos, purificar los ambientes y las almas; y tener comunicación con lo ultra terreno, debido a sus poderes extraordinarios en el manejo de la energía, que adquieren por condiciones naturales o por herencia, los que se intensifican con un riguroso entrenamiento y la ingesta de ciertas hierbas alucinógenas, que les permiten realizar “viajes” a otros mundos y comunicarse con espíritus, plantas y animales. No faltan en los rituales, música y danza.

Concepto de chamán

El Chaman usa en sus rituales ciertos elementos, como varas de madera, piedras y espadas, ofreciendo sacrificios y otras ofrendas a los dioses y espíritus.

Conocen las propiedades curativas de las hierbas, y saben como llegar a la psiquis del paciente, lo que veces hacen por hipnosis.

Los chamanes fueron una figura de reconocida relevancia político social en las sociedades prehistóricas, pero que se extendió en la Edad Antigua y Media entre tribus nómadas y algunas sedentarias poco evolucionadas del mundo, y fue adoptada por algunas avanzadas, como aztecas e incas americanos.

Si bien el avance científico, filosófico y religioso ha desplazado el rol de los chamanes, hay muchos lugares donde aún poseen un alto reconocimiento social. Muchas veces su intervención es positiva, pues ante la falta de servicios médicos, su conocimiento experiencial es de gran ayuda; pero en otros, puede ser peligroso, pues muchas de estos “remedios” pueden ser contraproducentes; y además suelen impedir que las personas, que confían en los chamanes ciegamente, se nieguen, a pesar de poder contar con ella, a recibir atención especializada profesional, medicamentos o intervenciones quirúrgicas, poniendo en riesgo sus vidas.