Concepto de cleptómano

Fue el médico de origen suizo André Matthey 1778-1842) quien en el año 1816 utilizó la palabra cleptómano para identificar a aquella persona, que sufre de cleptomanía, integrado el vocablo por el término griego κλέπτειν, " clepto”, con el significado de quitar, y poμανία “maníā “= locura, como enfermedad mental.

El cleptómano es aquel que no puede dejar de hurtar pues se siente compelido a hacerlo. No puede controlar el impulso de sustraer cosas ajenas. No lo hace por necesidad ni por hacer daño, sino por un irrefrenable deseo compulsivo.

Concepto de cleptómano

El cleptómano, psicológicamente es un adicto, que solo logra calmar su ansiedad mediante la posesión de objetos que no le pertenecen, aunque su estado de paz interior dura poco, sintiendo nuevamente esa imperiosa tendencia, que lo lleva a la marginación social y familiar, y a una valoración negativa de sí mismo, cuando toma conciencia de lo que hizo.

En los niños pequeños es común la tentación de apoderarse de objetos de otros, pues no tienen demasiada conciencia del derecho de propiedad; pero ya a partir de los cinco años, se debe prestar atención a estas conductas, y si son reiteradas, acudir a un psicólogo o psiquiatra infantil, para discriminar si este accionar se deriva de una patología o de una falta de límites o de afecto, o de la necesidad de captar atención. Es más común en el sexo femenino.

Es posible que la causa obedezca a una falta en el equilibrio de la sustancia que regula los estados anímicos, llamada serotonina, y se vincula a estados depresivos.

Nina Ponomareva, reconocida atleta soviética se tentó con un sombrero en Londres en 1956, y Winona Ryder fue por más, quedándose ilícitamente con productos que costaban más de cinco mil dólares en una tienda de Beverly Hills. Megan Fox tomó sin pagarlo, de la cadena de supermercados Walmart un simple brillo labial.