Concepto de colega

El término colega nos llega en su origen, derivado del latín “collega”. En la Antigua Roma eran colegas quienes ejercían idénticas funciones políticas republicanas como los pretores o los cónsules, que integraban magistraturas colegiadas; o religiosas, como quienes integraban los colegios (reunión asociativa de colegas) sacerdotales. La palabra está integrada por el prefijo “con”, que significa en conjunto, y el indoeuropeo “leg” que es elegir.

Son colegas en la actualidad aquellos que comparten el ejercicio de una misma profesión o actividad, por ejemplo dos o más médicos, abogados, maestros, carpinteros, futbolistas, etcétera. Entre colegas existe un código de ética, a veces explícito, y en otros casos, implícito, por el cual deben respetarse, ayudarse mutuamente, o no quitarse su clientela, siempre en cuanto al ejercicio de la profesión de que se trate. Por ejemplo “no puedo cobrarle la consulta, se trata de la esposa de un colega” o “no debo hacer esperar a mi colega, lo atenderé en primer lugar”, o “la opinión expresada por mi colega en el congreso me merece gran respeto, aunque no la comparto”.

En el Código Internacional de Ética Médica, puede leerse que los médicos deben tener un trato honesto con sus pacientes y colegas, pero tienen el deber de denunciar a sus colegas si éstos incurren en fraudes o engaños, o son de carácter débil, por lo cual cada uno se convierte en guardián de que la profesión conserve su prestigio.

Los colegas coinciden en cierto léxico en común, en algunas costumbres, a veces en la vestimenta, instrumentos de trabajo, anécdotas, etcétera, por lo cual se dice que cuando en una reunión general se encuentran colegas, el tema de conversación suele ser el trabajo que comparten.

Los amigos también pueden llamarse colegas en sentido coloquial, pues comparten un sentimiento y actividades en común: colega de juegos, colega de picardías, colegas de trasnochadas, etcétera.