Concepto de colusión

La palabra colusión procede del latín “collusionis” y hace referencia a aquel acuerdo o pacto celebrado con el objetivo ilícito de perjudicar a otro u otros.

En Economía la colusión es frecuente entre empresas cuando se ponen de acuerdo para fijar precios, inversiones o cualquier tipo de política económica que limite la competencia, monopolice por lo tanto el sector, y aumente las ganancias de los aliados. Puede ser explícita o tácita. Un ejemplo de este tipo de colusión es la investigación que realizó El fiscal Enrique Vergara en Chile, en el mes de mayo de 2008, para corroborar la denuncia de la Subsecretaría de Salud Publica sobre una colusión entre importantes cadenas farmacéuticas de ese país, para lograr el aumento de centenares de medicamentos. El hecho fue reconocido por los imputados que debieron pagar fuertes multas.

Concepto de colusión

El Código Penal de Perú, tipifica como delito a la colusión de funcionarios públicos en su artículo 384, estableciendo que ocurrirá cuando un funcionario o un servidor público realice convenios con los interesados en obtener una licitación, contrato, subasta, etcétera, defraudando el Estado, e interviniendo el funcionario o servidor en razón de su cargo o comisión especial. Se trata de un delito contra la Administración Pública, siendo el sujeto pasivo, el patrimonio del Estado.

En Psicología, el psicólogo constructivista austriaco Paul Watzlawick (1921 - 2007) que se nacionalizó como estadounidense, fue el autor de la Teoría de la comunicación humana. Este autor usa el término colusión para referirse a que en las relaciones humanas buscamos a aquel que consolide y convalide lo que somos, lo que nos evita admitir nuestros errores o cambiar nuestras opiniones. En “El arte de amargarse la vida” nos da algunos ejemplos, como el de la mujer que para sacrificarse necesita de un hombre con problemas.