Concepto de compensación

La compensación es el resultado del verbo compensar, y esta misma acción, que consiste en lograr un equilibrio que se ha roto, en igualar dos cosas o situaciones diferentes o en hallar la justicia en casos de desproporción cuantitativa o cualitativa. Ejemplos: “para compensar su desplante, le hizo un bonito regalo”, “compensó su falta de dedicación al estudio, con puntualidad, simpatía y educación”.

Por ejemplo, en Medicina, para compensar la carencia de nutrientes en la ingesta alimenticia de una persona, suele dársele vitaminas. Cuando el corazón se encuentra debilitado, a raíz de una insuficiencia cardiaca, aumenta su tamaño, para compensar, y suplir la deficiencia.

En el ámbito jurídico se emplea la palabra compensación con suma frecuencia, para referirse a un modo de extinción de obligaciones, por el cual, siendo ambas partes deudoras y acreedoras entre sí, los créditos y deudas recíprocos resultan extinguidos hasta el menor monto de ellos, como si se tratara de una simplificación matemática. Por ejemplo si alguien le debe a otro, mil dólares, pero a su vez su acreedor le adeuda quinientos dólares, se compensan las deudas y créditos en quinientos dólares y el primer deudor ahora debe solo los restantes quinientos dólares.

En otro sentido, pero también jurídicamente, se habla de compensar cuando alguien ha sufrido un daño, y necesita que se le repare el perjuicio sufrido. Ejemplo: “recibió una compensación económica, luego del juicio, por las secuelas que le dejó el accidente automovilístico”.

El artículo 14 bis de la Constitución de la Nación argentina, establece en su tercer párrafo, que el Estado deberá establecer legalmente, la compensación económica familiar, para lograr la equidad y mantener el equilibrio económico en aquellas familias cuya economía sufre mayores gastos, por ejemplo, a partir del nacimiento de hijos, para lo cual, y para que no sufra menoscabos patrimoniales, o al menos atenuarlos, se establecen las asignaciones familiares.

En Psicología, la compensación es una estrategia voluntaria o involuntaria por la cual la persona trata de superar sus debilidades, con gratificaciones que las encubran. Las compensaciones de primer grado tienen por objetivo erradicar el complejo o disminuirlo. Por ejemplo, quien cree que es poco inteligente, dedicará muchas horas al estudio, para capacitarse y desarrollar sus aptitudes intelectuales. Las compensaciones de segundo grado son las que intentan la gratificación en otro terreno “ya que no soy linda me destacaré en los estudios”. Por último, las compensaciones de tercer grado tratan de disimular la falencia, a través de una máscara que intente disimular la falta de seguridad, semejando sentirse superior, y mostrándose, altanero y vanidoso.