Concepto de cónclave

La palabra cónclave reconoce su origen en la lengua latina. Procede de “conclavis” que se integra con las palabras “cum” y “clavis” o sea con clave o llave, que designa una habitación que se cierra con cerrojo.

El cónclave es la reunión de los cardenales o colegio cardenalicio de la iglesia católica que se encierran cuando tienen que elegir a un nuevo Papa (máximo nivel de la jerarquía dentro de la iglesia) y obispo de Roma que es también el Jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano.

Concepto de cónclave

La exclusividad de elección del papa por parte de los cardenales se mantiene desde el Sínodo Laterano del año 1139. El cónclave se realizan a puertas cerradas en máximo aislamiento, al menos desde el año 1274, cuando así lo dispuso el II Concilio de Lyon, y solo comunican sus decisiones a la población una vez tomadas. Si aún no se llega a acuerdo para designar Papa se puede ver un humo negro. El humo blanco representa que el cónclave se ha puesto de acuerdo y hay Papa nuevo. El máximo aislamiento fue atemperado por la Constitución Apostólica “Universi Dominici Gregis” de Juan Pablo II de 1996, por la cual se permite a los electores residir, durante el cónclave, en una residencia recién construida, llamada Casa de Santa Marta, pero manteniendo la prohibición de no tener contacto con el mundo exterior.

Si bien esta forma de elección secreta del Papa fue costumbre desde los albores del cristianismo, fue convertida en ley canónica por el Papa Gregorio X.

El número de cardenales que componen el cónclave fue variando: en el siglo XIII eran siete, el Papa Sixto V, en el año 1587 fijó como límite el número de setenta, entre los cuales había cardenales obispos, cardenales presbíteros y cardenales diáconos. En la actualidad son todos cardenales obispos, y su número asciende a ciento ochenta y tres.

Con algunas excepciones, el lugar elegido es la Capilla Sixtina, ubicada dentro del Vaticano y las reuniones se rigen por normas estrictas, las que fueron variando de acuerdo a las distintas bulas pontificias.

La duración de los cónclaves es variable: El Papa Pío XII fue elegido en un solo día; la elección de Juan Pablo II demoró tres días; la de Benedicto XVI y la de Francisco I demandó dos. Antiguamente eran más extensos los plazos, destacándose la duración de la elección del papa Celestino V, que se realizó en el año 1294, demorando el cónclave dos años y tres meses.

La edad de los elegidos también varía aunque es raro que se designe como Papa a alguien muy joven. La excepción fue Juan XII elegido en 1191, que solo tenía 18 años, poca formación y dudosa moralidad.

El Papa Francisco, de nacionalidad argentina es el número 266 y fue elegido el 13 de marzo de 2013.