Concepto de consideración

La palabra consideración procede en su etimología del latín “considerationis” y hace alusión a la acción y también al efecto de considerar, del latín “considerare” integrado este vocablo por el prefijo de totalidad “con” y por “sideris” que puede traducirse como estrella, teniendo el significado de examinar (observar detenidamente) la posición de los astros en su totalidad o conjunto, para luego darles el sentido de un vaticinio, al interpretar su supuesto mensaje.

Actualmente el examen minucioso o la reflexión cuidadosa y detenida, a lo que se alude con consideración, puede estar referido a cualquier asunto o materia, por ejemplo: “Somete a tu valiosa consideración, como docente de la asignatura respectiva, el examen de este alumno para determinar si está aprobado” o “Por favor, toma en consideración mi pedido de aumento de salario”.

Concepto de consideración

En sentido similar, se emplea “consideración” para expresar que algo tiene gran importancia, y por eso deben ser tenido en cuenta: “El accidente le ha provocado a mi amigo daños de consideración”.

También se usa en el sentido de respetar a otro en su dignidad y derechos, o valorarlo: “Creo que me debes un poco de consideración”, “Llegar con puntualidad al trabajo es una muestra de consideración” o “El trato del empleador fue muy considerado al entrevistar a los postulantes”. En este sentido de respeto es que suele iniciarse las cartas formales expresando “De mi mayor consideración”.

La consideración positiva de uno mismo es auto valorarse, sentirse digno de respeto por parte de sí mismo, exigiéndolo a los demás. Sólo así se podrá tomar a los demás, también en consideración positiva.

Otra acepción es tomar en cuenta ciertas características particulares de algo (hecho o situación) o alguien, a la hora de tomar decisiones: “Toma en consideración mi experiencia a la hora de decidir mi salario”, “Cuando estudies este tema, toma en consideración las comparaciones que realiza el autor, y los ejemplos que da, para poder entenderlo mejor”, “Tomé en consideración para darte el permiso, tu buena conducta” “Ten consideración de mi enfermedad, y ayúdame con las tareas del hogar” o “El Juez tomó en consideración las circunstancias atenuantes a la hora de imponer la condena”.