Concepto de consorcio

La palabra consorcio reconoce su origen etimológico en el latín “consortium” siendo su significado “compartir una misma fortuna o suerte”.

Se aplica a varios casos donde dos o más personas físicas o jurídicas deciden unir sus destinos, especialmente económicos. Un ejemplo de consorcio es el vínculo matrimonial, que ya los antiguos romanos, en la clásica definición de Modestino lo definían como un consorcio de unión entre un varón y una mujer, que duraba de por vida (al menos en su intención inicial) produciéndose la fusión de cuerpos y de dioses, en esa época histórica.

Concepto de consorcio

En el Código de Derecho Canónico se habla también de la unión matrimonial entre hombre y mujer como consorcio para toda la vida (en este caso de modo literal) como alianza para fines concretos: bien de la pareja, procreación, cuidado y educación de los hijos (canon 1055).

En el ámbito del Derecho Civil actual, existe un régimen que regula fundamentalmente las relaciones económicas que se derivan del consorcio o unión de dos personas en matrimonio, que en muchos países pueden no ser del mismo sexo. El consorcio matrimonial puede originar una comunidad de bienes entre los casados, sobre los adquiridos a partir del matrimonio; o dar lugar en algunos estados, a la posibilidad de realizar capitulaciones nupciales, que establezcan otros sistemas de repartición.

También hay consorcios que reúnen a los propietarios de un edificio que bajo el régimen de propiedad horizontal contiene a varias unidades funcionales, los cuales deben ponerse de acuerdo para administrar las áreas comunes. Para ello se realizan asambleas, se nombra un administrador, se llevan libros, etcétera.

Otros consorcios pueden reunir a varias empresas, que deciden fusionar sus patrimonios para crear una nueva de mayor poder económico y peso en el mercado.

En el Derecho Procesal, existe también un consorcio entre quienes se presentan ante el órgano judicial para resolver una cuestión jurídica, con iguales intereses, como por ejemplo el litisconsorcio entre varios herederos de una misma sucesión.