Concepto de contrincante

La palabra contrincante procede del latín “con” que indica grupo o unión y “trinca” en el sentido de “tres” que conforman un grupo de tres (terna) en las oposiciones; aunque actualmente se lo utiliza para aquellos casos en que dos o más personas (no se requieren necesariamente tres) rivalicen por un cargo o lugar en cualquier competencia o contienda, ya sea política, deportiva, lúdica, intelectual, artística, etcétera. El antónimo de contrincante en este último sentido, es “aliado”.

Concepto de contrincante

El contrincante es el que se enfrenta a otro u otros para disputarles un lugar, por ejemplo: “Los contrincantes políticos se enfrentaron en un debate público”, “En el boxeo los contrincantes deben tener pesos similares”, “Debes ser amable con tus contrincantes, fueron las circunstancias lo que los llevaron a competir por un único cargo”, “Los contrincantes en la esgrima, se denominan tiradores”, “Los contrincantes se saludaron en un gesto de caballerosidad, que dignificó la competencia”, “No encuentro ningún contrincante de mi nivel” o “Ustedes y yo no somos contrincantes, somos socios en esta empresa y debemos actuar juntos, y no como opositores”.

Si bien un contrincante puede resultar a veces un enemigo, lo cierto es que es más prudente considerarlo solo como adversario, ya que esto debe sentirse como ocasional, pues suele ocurrir que en otras situaciones, se esté del mismo bando: “Con mi mejor amigo somos contrincantes empresariales, pero fuera de lo comercial, compartimos los mismos valores” o “Mi hermano y yo somos contrincantes, ya que jugamos para equipos de fútbol rivales”.

En ocasiones cuando la lucha es interna decimos que nuestro contrincante a vencer está dentro de nosotros mismos, ya que si no tenemos confianza en nuestra propia valía, competiremos con los demás (con los contrincantes externos) con muchas menos herramientas, anticipando la derrota. Reforzar la autoestima, conocernos y valorarnos es de gran ayuda en la auto competencia.