Concepto de crucero

La palabra crucero se derivó de cruz, y este sustantivo nació en el latín “crux” que era un elemento formado por dos palos cruzados utilizados como medio de tortura, y cobró celebridad como símbolo del cristianismo al ser en la cruz donde Cristo fue sacrificado. De allí que una acepción de crucero, haga referencia a la cruz de piedra colocada entre caminos.

Es un crucero quien porta la cruz encabezando las procesiones religiosas. Es también el cruce de caminos (encrucijada) y el lugar de la iglesia donde transversalmente se cruzan dos naves (o sea el espacio entre dos filas o muros).

Un misil de crucero, es un proyectil autopropulsado. Se trata de aviones con gran carga explosiva, sin tripulación, que vuelan a baja altura y tienen un gran poder destructivo y enorme puntería. Los primeros datan de la Primera Guerra Mundial y fueron desarrollados por Estados Unidos.

En el ámbito de la navegación, un crucero hace referencia a un veloz buque de guerra, más rápido que el acorazado, dotado de armas de gran alcance pero de menor blindaje y armamento que los acorazados. Pueden clasificarse en ligeros, de combate, pesados y protegidos.

Sin embargo, en la actualidad, cuando hablamos de crucero lo más común es hacer referencia a los placenteros viajes que se realizan a bordo de barcos acondicionados con muchas comodidades y confort, para el disfrute de los turistas, que van recorriendo diferentes puertos y haciendo pequeñas escalas en ellos para conocer los lugares, y mientras están a bordo disfrutan de piscinas, espectáculos, comidas, lugares de compra, etcétera, siendo el viaje un gozo en sí mismo. En general son muy seguros aunque se han registrado varios accidentes, algunos de ellos con consecuencias gravísimas, como el caso del Titanic en 1912 o el Costa Concordia en 2012.